jueves, octubre 30, 2008

Burn After Reading


Los Coen vuelven a la comedia sarcástica tras No country for old men, en la que reflejan nuevamente una sociedad americana sin valores, con el amor propio y el egoísmo como único ideal.

En esta ocasión la gente corriente son unos empleados de un gimnasio, que se ven involcrudos en una trama de espionaje que evoca muy lejanamente a la guerra fría y a guiones cinematográficos de gran recuerdo como El hombre que sabía demasiado, del genial Hitchcock.

Es la gran clase media americana la gran protagonista de las películas de los hermanos Coen; las infidelidades, desconfianzas, engaños y avaricia son reetratadas una y otra vez, con un humor ácido, a medio camino entre la crítica y la sorna.

Siempre hay una secuencia memorable en toda película de los Coen; en este caso me quedo con la del personaje de Bran Pitt dentro del armario.

Frances McDormand y George Clooney vuelven a estar magníficos bajo la dirección de Ethal y Joel.

1 comentario:

Anónimo dijo...

diseño web